Relación entre el cáncer de mama y los problemas en los pies.

La revista Cancer Management and Research publicó en el año 2017 un estudio dirigido por la Universidad de Extremadura que destaca la necesidad de prestar atención al cuidado de los pies de las personas con cáncer de mama.

Este estudio reveló que el 94% de las participantes informaron tener problemas en los pies desde que comenzaron la quimioterapia.

Las alteraciones más frecuentes fueron anomalías en las uñas (46%), dolor generalizado (36%), grietas y sequedad (20%), parestesia (19%), inflamación (10%), varices (8%), dedos deformados (7%), helomas (callos) e hiperqueratosis (durezas) (4%). Algunas pacientes sufrieron más de una de estas alteraciones al mismo tiempo.

Por ello, el estudio indica en sus conclusiones, que el cuidado adecuado de los pies puede ser extremadamente importante para prevenir la aparición y desarrollo de lesiones, dolor, infecciones y/o deformidades durante todo el proceso de quimioterapia.

Hoy, 19 de octubre, se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, y, desde el Colegio Oficial de Podólogos de Galicia queremos dar a conocer que es la eritrodisestesia palmoplantar y dar pautas para su prevención

El síndrome mano- pie o eritrodisestesia palmoplantar

La eritrodisestesia palmoplantar es un efecto secundario de algunos tipos de quimioterapia. Los fármacos que se emplean afectan al crecimiento de los capilares y de la piel de las manos y de los pies y dañan los tejidos circundantes pudiendo causar los síntomas de este síndrome que pueden variar desde un simple enrojecimiento hasta hinchazón, problemas ungueales (por ejemplo onicocriptosis o uñas que se clavan), descamación, dolor y dificultad para caminar.

En algunos casos es necesaria la reducción o suspensión del tratamiento quimioterápico para poder paliar las molestias ocasionadas por este efecto secundario. La labor del podólogo es fundamental para tratar y paliar los efectos de este síndrome pudiendo conseguir retrasar la suspensión de la quimioterapia.

Consejos para prevenir el síndrome mano-pie

Antes de comenzar el tratamiento debe efectuarse un examen que preste especial atención a las manos y a los pies para identificar factores predisponentes, como hiperqueratosis, eccema o enfermedad fúngica. Cualquier factor de riesgo debe tratarse, idealmente, antes de comenzar la terapia; por eso es importante acudir al podólogo antes de comenzar el tratamiento quimioterápico.

Otros consejos a tener en cuenta son:

  • Usar abundante humectante sin alcohol, evitando la fricción en la piel durante la aplicación.
  • Evitar el agua caliente (por ejemplo, baños y duchas calientes), porque el calor puede exacerbar los síntomas.
  • Evitar el calzado apretado.
  • Evitar ejercicios o actividades vigorosas (como levantar objetos pesados o caminatas largas), especialmente durante el primer mes, para reducir el riesgo de ampollas.
  • Algunos pacientes necesitarán tratamiento con plantillas o férulas digitales protectoras a medida, prescritas por el podólogo, para reducir las zonas con presiones y roces excesivos.
  • Usar calcetines de algodón para evitar lesiones y mantener las plantas de los pies secas

Biografía:

  • PALOMO P, RODRÍGUEZ D, BECERRO DE BENGOA B, LOSA M, GUERRERO J, CALVO C, LÓPEZ D. Clinical aspects of foot health and their influence on quality of life among breast cancer survivors: a case-control study. Cancer Management and Research. 2017
  • MCLELLAN B, CIARDIELLO F, LACOUTURE ME, SEGAERT S, VAN CUTSEM E. Regorafenib-associated hand-foot skin reaction: practical advice on diagnosis, prevention, and management. Ann Oncol. 2015
  • MONTERRUBIO L, MONTERO J. Actuación del Podólogo ante la eritrodisestesia palmoplantar o síndrome mano-pie. Podoscopio. 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *