¿Es bueno para los pies andar descalzos?

Con el paso de los años quizás se haya perdido el hábito de caminar descalzos en nuestras casas ya que el calzado nos puede proteger de cualquier impacto con el suelo, de dañarnos la piel, del frío, entre otros aspectos.

Aún así muchas personas después de su jornada laboral o de pasar todo el día fuera deciden sacarse los zapatos y andar descalzos justo en el momento de llegar a su hogar ya que afirman sentirse más cómodos y relajados.

Ventajas de caminar descalzo

  • Estimula los músculos del pie. El calzado provoca presión y humedad en el pie. Al caminar descalzos en casa los músculos que realizan poco movimiento ante el uso continuo del calzado durante el día podrán estimularse y trabajar en dicho momento.
  • Libera el estrés. Hay que tener en cuenta que el pie contiene muchas terminaciones nerviosas (más que otras zonas del cuerpo) por lo que necesitamos que la planta del pie tenga contacto directo con el suelo para liberar el estrés acumulado y fortalecer el sistema nervioso. Lo recomendable es que cada día el pie tenga contacto directo con el suelo, y lo más fácil será que lo hagamos en casa.
  • Mejora el flujo sanguíneo. El contacto de los músculos con superficies como tierra, césped, parqué, entre otras texturas y superficies, mejora la circulación sanguínea
  • Desarrollo congnitivo de los bebés. Los podólogos recomiendan que los más pequeños caminen descalzos ya que es un aspecto favorable para su crecimiento. A través de los pies pueden captar información del exterior por lo que no deben estar todo el día con el pie cubierto.  
  • Elimina la tensión muscular de los pies de personas ancianas. Las personas mayores son las que pasan más horas sentados y en la misma posición por lo que es beneficioso para su salud que reduzcan al máximo la tensión de los músculos del pie

Dejar el calzado en la puerta de casa es una costumbre considerada como saludable. Muchas bacterias se  acumulan a diario en la suela del zapato al caminar por la calle.  Hay estudios que afirman que existe una alta tasa de transferencia de bacterias en el momento en que pisamos el suelo de casa.  Por ello, si nos acostrumbramos a dejar el calzado en la entrada habrá menos probabilidades de infección.

Cuando caminemos descalzos tiene que ser por una superficie limpia y que no haya alteraciones estructurales.

En cualquier caso es necesario conocer la morfología del pie y en base a ello ver qué es mejor para su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *