¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA PREVENIR LESIONES EN EL RUNNING?

En la actualidad muchas personas deciden dedicar su tiempo libre a la práctica del running. Sin duda una actividad muy saludable que se convierte en un fiel reflejo del desarrollo social. No obstante, no debemos olvidar que en muchos casos desencadena lesiones físicas.

La motivación es diversa pero especialmente prevalece el deseo de sentirse mejor con uno mismo, tanto física como mentalmente. A medida que pasan los días van apareciendo desafíos ya sea aumentando la distancia recorrida o la duración del entrenamiento.

En el momento menos esperado puede llegar la lesión, por lo que se debe de entrar en un período de reposo y tratamiento

Se recomienda correr por distintas razones, algunas de las más destacadas son:

  • Mejorar el estado físico
  • Ganar sensación de bienestar
  • Combatir el estrés y ansiedad
  • Perder peso
  • Mejorar los niveles de glucosa, colesterol y ácido úrico
  • Bajar las pulsaciones y la tensión arterial

¿Por qué aparece la lesión?

A continuación se mencionan algunos de los factores implicados en el origen de la lesión

  • Edad y sexo
  • Ritmos excesivos para nuestro cuerpo
  • Nuevas cargas musculares y alteraciones en el aparato locomotor
  • Mala elección del calzado deportivo
  • El abuso de superficies duras
  • Zapatilla deportiva inadecuada para el tipo de pie y pisada
  • Si se realiza una mala técnica de entrenamiento

El pie es la articulación sometida a mayor peso durante la carrera, y por ello será el que más lesiones sufrirá seguido de la rodilla, la cadera y la columna lumbar. Los podólogos afirman que la mayor parte de las lesiones son transmitidas por la existencia de un pie mal estructurado. La pronación fisiológica del pie aumenta de manera progresiva durante la carrera a consecuencia de la fatiga muscular. Esto conlleva que la huella plantar de un corredor se vea modificada después de realizar una carrera apreciando una huella más plana y con mayor apoyo en la región metatarsal, a efecto del aumento de pronación.

El pronóstico no siempre se cumple. Existen corredores que teniendo una mala estructura anatómica suelen padecer únicamente sobrecargas musculares u otras pequeñas molestias y en cambio, aquellos que cuentan aparentemente con una buena morfología sufren una lesión tras otra. En definitiva, todo va a depender de la calidad biológica de cada corredor.

Consejos para evitar lesiones durante el running

  • Partir de un peso acorde a nuestra fisonomía. A una persona con obesidad se le recomienda que realice una dieta para perder peso antes de comenzar la carrera. Por el momento se le aconseja caminar
  • Mantener una nutrición y alimentación adecuadas, ya que al realizar la actividad aumenta el consumo energético
  • Es fundamental realizar un calentamiento previo antes de comenzar a correr
  • La ropa y el calzado utilizado debe permitir la correcta transpiración
  • Los ritmos de entrenamiento se deben aumentar de manera progresiva sin obsesionarnos por el progreso ni comparándonos con otros corredores ya que cada uno tiene unas características específicas
  • Prestar especial atención a la superficie. Se recomienda comenzar corriendo en parques o caminos de tierra al ser una superficie menos agresiva que el asfalto o las aceras

Si tenemos que hacer mención al factor más preventivo diríamos que es la exploración biomecánica del pie. En cualquier caso debe ser realizada por un podólogo. Asimismo las plantillas del corredor deben ser recomendadas y personalizadas por el propio podólogo en caso de que sea necesaria su utilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *