LA INFECCIÓN POR PAPILOMAS, UNO DE LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES

Significado de verruga plantar o papiloma

Los papilomas son un tipo de verrguas víricas que afectan aproximadamente al 10 % de la población y más particularmente a los niños y adolescentes, aun que puede afectar a personas de cualquier edad. Es de importancia destacar que el término papiloma para referirse a las verrugas plantares, no se utiliza de manera correcta en medicina. Las verrugas plantares están causadas por el virus del papiloma humano (VPH), y este es el motivo de su nombramiento. Los papilomas aparecen como lesiones simples o solitarias, o al contrario, pueden llegar a agruparse en zonas más o menos grandes.

Cómo detectarlo

Esta infección suele aparecer en las plantas de los pies. Su apariencia es muy similar a la de una coliflor y se puede apreciar en la mayoría de los casos unas reducidas manchas negras en su contorno. El cuerpo ejerce una fuerte presión sobre las plantas de los pies y esto puede formar un endurecimiento de la piel encima de la verruga. Lo más común es que aparezcan en la parte interior del pie. Para algunas personas son dolorosas y para otras no; todo depende de su tamaño, evolución, localización y subtipo de virus del papiloma humano.

 Factores que tienen que darse para su aparición

La principal causa sería por andar descalzo y que, en el momento de contacto con el virus del papiloma, la persona sufra una bajada de defensas. Muchos piensan que el papiloma sólo puede aparecer en los meses de verano ya que es el momento en el que se pasa más tiempo descalzos, tanto en casa como en espacios públicos con multitud de personas, pero no es así. El papiloma o verruga plantar puede aparecer durante todo el año.

Se transmiten comúnmente en baños y piscinas públicas y al compartir zapatos. Además existen una serie de factores que permiten que sea más fácil la entrada del virus como las heridas, el calor, la humedad, la falta de higiene o un sistema inmunológico disminuido.

 Diferencias con los callos

El raspado y el desbridamiento de la lesión muestra unos puntos de color negro sangrantes llamados papilas, principal diferencia con las durezas y callos plantares que no las presentan. Otra manera de diferenciarlos hace referencia al dolor al pellizcar que suele ser más notable que el dolor al oprimir con un dedo, al contrario de lo que sucede con un callo.

 Tratamientos para su cura

En la actualidad no hay suficientes estudios que aclaren los pasos a seguir para tratar un papiloma en el pie o verrugas plantares. Hay una infinidad de tratamientos pero puede que no sean efectivos en todos los casos.

Entre los más habituales están los siguientes:

  • Cremas o inmunomoduladores
  • Tratamientos químicos mediante preparados tópicos a base de ácidos: nítrico, salicílico, ticloroacético, etc
  • Crioterapia: la congelación del papiloma con nitrógeno líquido u otros dispositivos. Es uno de los tratamientos más utilizados. Requiere de varias aplicaciones seguidas y puede llegar a ser muy dolorosa
  • Cirugía o extirpación quirúrgica. Es el tratamiento que presenta un mayor índice de efectividad

Recomendaciones para evitar este tipo de infecciones

  • Después de ducharse procurar limpiar la bañera o ducha con lejía y dejarla actuar durante 30 minutos aproximadamente
  • Utilizar una toalla para los pies y otra para el cuero y no compartir en ninguna ocasión la toalla de los pies ni las alfombras al salir de la ducha
  • Si tenemos cualquier alteración o herida en los pies debemos tener en mente que puede ser una vía para la entrada del virus
  • Tratar patologías de base que puedan favorecer a la infección del virus como sudoración excesiva, puntos de sobrecarga, enfermedades vasculares y metabólicas, etc
  • Es importante no intercambiar zapatillas, calcetines, medias, chanclas…
  • No caminar descalzos, especialmente en lugares públicos, como en las duchas de vestuarios. El uso de chanclas es indispensable
  • Tener cuidado con la utilización de tijeras, limas o cualquier otro aparato cortante. No debe de utilizarse un intrumento en varias zonas del cuerpo ni compartirlo con otras personas
  • Los profesionales deben evitar el contacto directo con material infectado por el VPH

La importancia de acudir al podólogo

Es recomendable acudir cada cierto tiempo a una revisión por parte del podólogo para descartar la aparición de ciertos contagios por verrugas plantares. En el caso de ya padecer la transmisión, este profesional podrá detener su extensión aplicando el tratamiento adecuado para cada paciente en función de la edad, tipo de lesión, localización y tiempo de evolución.

La paciencia es un factor clave en el tratamiento de los papilomas ya que conseguir que desaparezcan puede llevar semanas o incluso meses. Además cabe saber que la supresión de un papiloma no supone que este no vuelva a aparecer o se manifieste en otra zona de la piel.

La fotografía de la cabecera pertenece al cuadro Shirin NeshatSerie: Pés na arte, 2018 de la autora Noemí Lorenzo Pérez.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *