PASOS A SEGUIR PARA MONTAR UNA CLÍNICA PODOLÓGICA

Todos los que en alguna ocasión intentaron abrir una clínica podológica saben que los pasos a seguir para hacerlo no están lo suficientemente claros y las administraciones no suelen colaborar facilitando la tarea.

  • El primer paso para poner en marcha una clínica es siempre la colegiación (que incluye también el seguro de RC). Es totalmente ilícito abrir una clínica podológica sin estar colegiado. Además el Colegio ofrecerá el asesoramiento adecuado respecto a los siguientes pasos a seguir
  • Después de colegiarte, para poder tributar fiscalmente, es necesario darse de alta tanto si vas a trabajar como autónomo o como cualquier tipo de sociedad. Lo recomendable, en ambas situaciones, es acudir a una gestoría para ver cuál es la fórmula más adecuada para la situación concreta de cada uno. Hay que pensar que no es lo mismo que en la clínica podológica vayas a trabajar tú solo que vayas a contratar a más personal. Durante este proceso también será necesario acudir a Hacienda para darse de alta como obligados tributarios.
  • La siguiente actuación a llevar a cabo sería acudir al ayuntamiento de la localidad en la que tengamos idea de abrir el negocio e informarnos sobre la normativa y requerimientos necesarios para abrirla. Una vez que tengas la normativa municipal sería recomendable asistir a una empresa de arquitectura o ingeniería para lo referido a la licencia de obras.
  • El siguiente paso sería la inscripción de la actividad en la Consejería de Sanidad.

Una vez cumplido este proceso es el momento de adquirir el material necesario para poder ejercer la actividad.

Equipamiento básico

Equipamiento y material en el área de quiropodología:

  • Silla podológica
  • Taburete para el profesional
  • Equipo podológico: tomo podológico o micromotor, sistema de aspiración y sistema de iluminación móvil

El instrumental para llevar a cabo la actividad:

  • Mango de bisturí
  • Pinza de Adson
  • Alicate para uñas
  • Gubia
  • Tijeras
  • Fresas para micromotor
  • Material mínimo fungible de un único uso
  • Material farmacológico

También se debe cumprir que la esterilización sea efectiva, demostrable y con posibilidad de comprobación de la misma.

Infraestructura y equipamiento opcional (en función de la actividade desarrollada)

 Área de exploración biomecánica

  • Banco de marcha o podoscopio
  • Camilla o silla podológica reclinable
  • Instrumental: goniómetro, pedígrafo, martillo de reflejos, plomada, cinta métrica

Área de ortopodología

  • Pulidora
  • Sierra eléctrica
  • Pistola de aire caliente
  • Horno eléctrico

Área de cirugía específica

  • Silla podológica de cirugía
  • Equipo básico de RCP en disposición permanente de uso
  • Grupo electrógeno autónomo
  • Material: mango de bisturí, pinza de disección, alicates, gubia, tijeras, limas

Estos son los procedimientos básicos para abrir una clínica; No debe olvidarse que, además de estas cuestiones básicas, la clínica debe cumplir con el resto de la legislación aplicable, como la protección de datos correspondiente, la inscrición en los registros correspondientes (como REPS o el Registro General de Productores y Administradores de Desechos Sanitarios) … y otras normativas de aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *