El PAPEL DEL PODÓLOGO EN EL TRATAMIENTO DEL PIÉ DIABÉTICO

El Consejo General de Colegios de Podólogos solicita la creación de unidades de pie diabético que incluyan en sus equipos los conocimientos del podólogo

El podólogo es el profesional sanitario que cuenta con una formación y una visión integral del pie, y concretamente del pie diabético, por lo que tiene un papel fundamental en su prevención y tratamiento así como ne la reducción de amputaciones derivadas de esta enfermedad. Los conocimientos de este experto deben aprovecharse para el beneficio de la sociedad. Es definidoen algunas de las unidades como el «gatekeeper», es decir, coordinador y mediador con los pacientes. La especialización con la que cuenta este profesional sanitario es la indicada para la prevención y atención de los perjudicados.

El síndrome del pie diabético es una complicación derivada de la diabetis. Sus consecuencias reducen de manera considerable la calidad de vida de los afectados. Esta enfermedad está considerada como la primera causa de amputaciones no traumáticas de extremidades inferiores.

Asimismo podemos citar algunos de los efectos de esta enfermedad, como son: la alteración de la presión arterial, la posible alteración de la vista, especial relevancia en el deterioro progresivo de la sensibiidad (neuropatía periférica) y una mayor propensión a desarrollar lesiones de importancia como son las úlceras, especialmente en zonas de presión.

El grupo de Trabajo Internacional sobre el pie diabético (IWGDF), la Federación Internacional de Diabetis (IDF) y la Asociación de Diabetis Americana (ADA) también defienden que «los ciudadanos afectados por esta patología se deben organizar alrededor de unidades multidisciplinares en las cuales se debe incluír la figura del podólogo en cualquiera de los niveles de atención.

Algunos datos que reflejan la importancia del tratamiento del pie diabético son los siguientes:

  • El 84% de las amputaciones mayores en pacientes con diabetis se deben a una úlcera en el pie diabético
  • El 5% de los pacientes con diabetis desarrollará una úlcera de pie diabético
  • La tasa de amputaciones de miembros inferiores en España es de 2,9 por cada 1000 diabéticos

Estamos hablando de unas cifras muy elevadas para los altos índices de desarrollismo que tiene España.

La postura del Colegio de Podólogos de Galicia

El Colegio de Podólogos de Galicia se mantiene en contacto con la Consejería de Sanidad para facilitar el acceso de los pacientes diabéticos a una asistencia podológica especializada.

Entre estas dos instituciones se está llevando a cabo un convenio de colaboración para la elaboración de un programa de prevención y atención podológica a pacientes diabéticos y de riesgo. El acuerdo se basa en la derivación de pacientes de Atención Primaria a las clínicas de podología. No obstante, el Colegio Gallego tiene la intención de avanzar un poco más, y considera más que necesario que el podólogo se inscriba en las unidades de endocrinología de las siete áreas sanitarias gallegas, pasando a formar parte de los equipos multidisciplinares. Con esta premisa, el objetivo de reducir los casos de pacientes diabéticos con úlceras o amputaciones y sus costes sanitarios sería viable. No menos importante es lo tocante a la salud de los afectados, que sin duda su calidad de vida se vería mejorada. «La mortalidad tras una amputación por pié diabético supera el 70%, por encima de la de los cánceres más comundes». Este apunte viene recogido en un informe realizado por el Consejo General de Podólogos de Galicia. Estamos hablando de un dato muy alarmante, una porcentaje muy alta que puede aumentar si no se toman las medidas adecuadas para su tratamiento.

Mayor sensibilización

La situación actual lleva al paciente a un mal pronóstico por falta de un real diagnóstico, tratamiento y medidas preventivas. Para conocer los perjuicios existentes se incluye uno de los sistemas de estadiaje de lesiones de pie diabético más conocido: la clasificación de Meggit- Wagner

Una serie de datos que reflejan la gravedad del asunto son los siguientes:

  • Cada 20 segundos, en algún lugar del mundo, un paciente sufre una amputación de una pierna como consecuencia de la diabeteis y muchas de estas amputaciones son previsibles
  • La prevalencia del pie diabético está entre el 8% y el 13% de la población diabética y en personas entre 45 y 65 años
  • El 40% de las lesiones en el pie diabético se pueden evitar si se diagnostican y se tratan de manera precoz
  • El coste de una amputación por pie diabético supone 25.000 € por paciente
  • El ahorro de costes asistenciales derivados de patologías podológicas atendidas por otros profesionales de la salud se calcular alrededor del 60%

Las  autoridades sanitarias, profesionales de la salud y la sociedad deben concienciarse del impacto socio-comunitario que supone el pie diabético

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *